Diseño corporativo

Diseño corporativo

Diseño corporativo

Diseño corporativo e imagen corporativa

Las empresas que establecen una nueva red de locales de venta de productos o quieran actualizar su negocio, lo primero que piensan es en la imagen asociada a su marca para que sus establecimientos sean fácilmente identificables y diferenciados de su competencia.

Así es como nace el diseño corporativo, este concepto no solo abarca la decoración del local sino también la imagen corporativa del mismo, esa imagen que será una tarjeta de presentación de cara al público, un logotipo atractivo y actual que se usará en todos los elementos de comunicación visual. El objetivo es crear una integridad en la marca lo suficientemente atractiva para atraer a posibles compradores.

El diseño corporativo en la decoración de locales comerciales

En este proyecto se trataba de exponer productos de lujo en pequeños locales. En ocasiones, 30 metros cuadrados son suficientes para mostrar lo mejor de un fabricante, las piezas de calidad se deben mostrar como en un museo, como si fueran únicas. La tendencia actual es la de no abarrotar los locales comerciales con mercancías. Esto despista al cliente potencial y es posible que desista en adquirir algún producto, muy especialmente en artículos de calidad en los que deben mostrarse las piezas más significativas de cada colección, y hacerlo como si fuera una pieza única. El cliente se sentirá más atraído por una pieza “especial” que por una adocenada.

En este proyecto se reservó el escaparate para exponer las últimas novedades de la colección y en el fondo del local, se ubicó una hornacina iluminada para las piezas más especiales. Un par de backlights anuncian las tendencias de la temporada. Una cortina de ante confeccionada en los talleres del mismo fabricante, sirve no solo para dar calidez al local, sino también para esconder un pequeño almacén.

El diseño corporativo debe tener en cuenta estas y otras cuestiones para dar la respuesta adecuada a casa caso en concreto, puesto que, cada producto precisa de su propia forma de exposición y venta.