De piso a loft

De piso a loft

De piso a loft

Nuestro proyecto de interiorismo: de piso a loft

Esta vivienda del Eixample de Barcelona construida en los años 80 y con una distribución convencional, no solo se convirtió el piso en un loft, sino que además se logró ampliar un pequeño balcón hasta convertirlo en un amplio porche. Los propietarios querían tener claramente dividida la zona de día dedicada a la ubicación de obras de arte con la de noche, más íntima y recogida.

Al tratarse de una remonta sobre un edificio centenario, durante la ejecución de la obra y al eliminar los tabiques de distribución, aparecieron estructuras metálicas ligeras interiores que se debían conservar. Ya se adivinaban pero al estudiar el proyecto de distribución no se sabía con exactitud su ubicación, estado ni configuración,  a este punto, y de acuerdo con la propiedad, se decidió, efectuando pequeñas modificaciones de distribución, integrarlas en el proyecto de interiorismo dándole este carácter industrial que contrasta con la personalidad de la estancia.

Descubra como convertimos un piso a loft

El pavimento se cubrió con tarima flotante de Haya, a excepción de la cocina que se revistió con el mismo silestone blanco de las encimeras. Los muebles de la cocina de l’Eix acabados con laca blanca satinada y sin tiradores queda completamente integrados en este espacio, la campana extractora ha sido empotrada en el techo, contribuyendo así a mimetizar más este espacio de la cocina.

El frontal acristalado que separa el porche de la sala, está formado por dos grandes puertas correderas herméticas de Technal, lo que le confiere mayor amplitud a todo el espacio. La zona de dormitorios consta de una suite con vestidor y baño integrados en la misma estancia, cuya ducha está preparada para dos personas simultáneamente.

La habitación de invitados, su baño y la terraza de lavado terminan de conformar esta zona. La climatización se efectuó a través de aire acondicionado por conductos ocultos, separando las dos zonas para una optimización de consumos.